Page 18

Unilibros de Colombia Edición n.° 24 - 2017

| Entrevista a Carlos Vasco Entrevista a Carlos Vasco “Los entusiastas de las letras y las publicaciones hacen la diferencia en una editorial” Carlos Vasco es Licenciado en Filosofía y Letras, MSc en Física, PhD en Matemáticas y Licenciado en Teología. Profesor emérito y Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Colombia, actualmente es Coeditor de la revista internacional Educational Studies in Mathematics y Director Académico de la Serie Latinoamericana de Niñez y Juventud de Siglo del Hombre Editores, la Universidad de Manizales y el Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano (Cinde). Carlos Vasco ha dedicado su vida a la enseñanza y a la producción académica. Más de 30 libros y más de 140 artículos se cuentan dentro de su contribución a las distintas ciencias. Con motivo de la celebración de los 30 años de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo), indagamos sobre cómo concibe el rol de los autores y de las editoriales universitarias. Por Sabina Ojeda, Comunicadora Social en Hipertexto Ltda., graduada de la Universidad Central de Venezuela. Sabina Ojeda: profesor Vasco, ¿cómo cree que ha favorecido la Filbo a las editoriales universitarias? Carlos Vasco: no siento que la Filbo haya o no favorecido a las editoriales universitarias; creo que no les ha dado suficiente impulso. Por ejemplo, se podrían tener tarifas de participación especiales para ellas. Sería bueno que consiguieran algún tipo de favorecimiento a través de la Secretaría de Cultura del Distrito, el Ministerio de Cultura o el de Educación para mejorar, por ejemplo, la ubicación y el espacio de los estands. Por otro lado, las editoriales universitarias sí se han favorecido al asistir a la feria porque han podido mostrarse mucho más. Sin embargo, debería haber una mayor promoción de la producción universitaria. Si la corporación que organiza la feria cae en cuenta de que tener libros de otros países es bueno para dar un giro al evento cada año y para conseguir apoyo de las embajadas, al mismo tiempo debería decir: nuestra contrapartida es la producción colombiana de mayor calidad, que es, precisamente, la de las universidades. Más de 60 instituciones van a estar representadas en la Asociación de Editoriales Universitarias de Colombia (ASEUC), eso para 16| mí, como intelectual, es más importante que la visita de un premio Nobel. No estoy criticando que se elijan un país y un género, ni que se promocionen la novela y el arte. Sin embargo, como docente, estoy orgulloso de nuestra producción académica. Lamentablemente, seguimos teniendo “publicaciones pobres”, pero porque no se aprecia la producción colombiana, y eso se ve en las mismas universidades. SO: de acuerdo con su experiencia, ¿cuál es el rol social del autor académico? ¿Qué cambios ha observado en este rol en los últimos años? CV: cuando empezamos a abrir editoriales universitarias y a publicar, prácticamente el rol del autor era presentar su informe de investigación o su tesis doctoral. No era propiamente un rol que fuera a dar una recompensa, sino en el puro capital académico de reconocimiento. Después vino el problema de que se empezaron a exigir publicaciones para las promociones, las acreditaciones y la clasificación del grupo en Colciencias. Eso cambió el rol social del autor porque, por un lado, este tiene que seguir trabajando en sus investigaciones y, por otro, debe atender un asunto de cálculo de puntajes. El autor empieza a pensar qué debe hacer para tener más puntos y esto le quita mucha calidad a los productos. A la persona se le va a dar un puntaje por el libro que publicó, no por el valor que este tenga ni por el número de ejemplares que se vendan; aunque, claro, este sistema también permite que muchas personas que antes no publicaban los resultados de sus investigaciones, lo hagan. Sin embargo,


Unilibros de Colombia Edición n.° 24 - 2017
To see the actual publication please follow the link above